Roma (Italia). El 6 de septiembre de  2021 se cumple el 85º aniversario del martirio de las   Beate suor Carmen Moreno Benitez e suor Amparo Carbonell Muñoz, Hijas de María Auxiliadora, ocurrido durante la Guerra Civil española (1936-1939).

En la madrugada del 6 de septiembre de 1936, en el hipódromo de Barcelona, las dos FMA fueron fusiladas. Unos días antes, eran arrestadas junto a una tercera, enferma y recién salida del hospital, que fue liberada.

Sor Carmen, 51 años, y sor Amparo, 42 años, tenían la posibilidad de salvar la vida:  había sitio para ellas en la Principessa Giovanna, la nave italiana que el 7 de agosto de 1936, en el inicio de la guerra civil, zarpó de Barcelona directamente hacia el puerto de Génova. Pero decidieron seguir con la hermana sor Carmen Xammar, recién operada y sin condiciones de viajar.

Sor Sylwia Ciężkowska, comprometida en la Postulación de las Causas de los Santos para el Instituto de las FMA, observa:

“Es difícil conocer los detalles de decisiones tomadas en momentos como éste. Son actos heroicos, a los que la gracia da fuerza para adherir y la fe sostiene para resistir. Las predisposiciones naturales y las relaciones comunitarias juegan un rol. El encargo de Vicaria inspectorial, unido a la responsabilidad de proteger a las hermanas probablemente ha empujado a sor Carmen a decir el propio “SÍ”. Sor Amparo, mujer generosa y ‘manitas’, debió sentirse llamada a echar una mano desde el lado práctico, poniendo a disposición sus dones. De esta manera, se ofrece a quedarse, sumando el ‘Sí’ fraterno al de la superiora”.                 

La clave de lectura de la generosa donación de las protomártires, que murieron juntas no lejos de su Casa religiosa, es la caridad fraterna. Sor Carmen, con 28 años de vida religiosa, y sor Amparo, con 13, en el momento de la necesidad supieron unir la exigencia concreta del servicio a la imitación evangélica de Jesucristo en el don de la vida por los otros. Las sostenía en esta actitud, además de la fe,  la buena relación existente entre ellas, que las hizo fuertes y valientes en la prueba vivida y ofrecida.

Suor Carmen Moreno Benitez e suor Amparo Carbonell Muñoz  fueron Beatificadas por Juan Pablo II, con otros 231 Mártires de España, el 11 de marzo de 2001. Forman parte del grupo salesiano José Calasanz Marqués y 31 compañeros, mártires.

En el Calendario Salesiano, la Memoria litúrgica las coloca en el 22 de septiembre, mientras el Martirologio Romano las recuerda el 1º de septiembre, fecha de la detención.

Es significativo hacer memoria del día de su Dies natalis en el Cielo, que tuvo lugar el 6 de septiembre de hace 85 años, pidiendo su intercesión en las situaciones de guerra y violencia que afligen en estos tiempos a diversas poblaciones del mundo.

Además de las intenciones de la Iglesia universal, se pueden confiar a la mediación de sor Carmen y sor Amparo también las intenciones locales y personales, para promover su Causa de Canonización. Un milagro documentado podrá abrir a ambas el sendero hacia la gloria de los Santos, oficialmente aprobados por la Iglesia.

 

PREGHIERA

Padre de infinita ternura, te damos gracias porque has sostenido

hasta el testimonio supremo de la fe y de la caridad fraterna

a sor Carmen Moreno y sor Amparo Carbonell,

que sacrificaron su vida por amor.

Concédenos también a nosotros, por su ejemplo,

responder generosamente a tu llamada

con una fe coherente en las pruebas de la vida

y con el don de nosotras mismas por amor y con alegría.

Si ésta es tu voluntad,

concédenos por su intercesión

la gracia que te pedimos…………

Por Cristo tu Hijo y nuestro Señor,

Amén!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.