Filipinas. La Comunidad educativa de la Escuela María Auxiliadora en Cebu, en las Filipinas, ha organizado las actividades de asistencia por emergencia a las víctimas de los deslizamientos de tierra en Naga, Cebu, a cerca de siete quilómetros de la Escuela de las FMA. Hermanas, profesores, estudiantes, exalumnos y padres han colaborado en preparar comida para los desplazados inmediatamente después del derrumbe. Los deslizamientos de tierra cerca de la mina de piedra caliza fueron verificados el 20 de septiembre de 2018, después de fuertes lluvias monzónicas. El área afectada está muy extendida y abarca cinco pueblos – Tinaan, Naalad, Mainit, Pangdan e Cabungahan – para los cuales el Alcalde ha declarado el “estado de calamidad natural”. El 24 de septiembre de 2018, el balance de las víctimas se elevó a 46, el de las personas desaparecidas a 34 y casi 4,000 personas están en centros de evacuación.

La noticia de la operación de socorro de las FMA se difundió rápidamente, gracias a correos publicados en Facebook y gracias al boca a boca, y esto ha favorecido la recogida de bienes de primera necesidad. También el número de voluntarios de la Comunidad Educativa (CE) ha ido aumentando. La Escuela ha sido el centro de las operaciones de asistencia y distribución de los bienes de primera necesidad.

Del 21 al 22 de septiembre, los bienes fueron embalados por voluntarios para facilitar la distribución en el centro de evacuación. Para los desplazados se han planificado atentamente varias actividades de grupo que sirven como terapia para el trauma. Se han facilitado varias orientaciones a los voluntarios que irán a los centros de evacuación.

112 voluntarios de la CE acudieron el 23 de septiembre para socorrer a los supervivientes de los derrumbes en el centro de evacuación de la Escuela Central de Naga. El centro de evacuación hospeda 2.000 personas de las cuales casi 300 son familias. Los voluntarios de la CE han desarrollado actividades psicosociales para ayudar a las personas a superar el trauma.

La respuesta de solidaridad continúa, con espíritu de fe, plegaria y solidaridad no sólo entre los miembros de la Comunidad Educativa, sino también en toda la isla de Cebu, lugar en el cual el Cristianismo nació hace 500 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.