Roma (Italia) El 21 de noviembre de 2020 se llevó a cabo, en la modalidad online, el encuentro anual de la Asociación Amigos Miembros de las Curias Generalicias  – Familias Carismáticas (AMCG) sobre el tema: “El Carisma compartido como levadura y oportunidad para cuidarnos de la Casa común”.

El evento, moderado por Nunzia Boccia, perteneciente a la Familia de Murialdo,  tuvo una participación de cerca de 400 religiosas, religiosos, laicos y sacerdotes, alcanzando el objetivo de sentirse “Nunca alejados y hoy juntos”.

Sor Yolanda Kafka, Presidenta de la Unión Italiana de Superioras Generales (UISG), Fra Emili Turu Secretario General de la Unión de Superiores Generales (USG) y Jolanta Szpilarewicz, de la Conferencia Mundial de los Institutos Seculares (CMIS), dirigieron un saludo a los participantes y recordaron dos criterios para el discernimiento y la aprobación de un carisma comunitario: un carisma es auténtico cuando construye comunión y cuando es un bien para todo el pueblo de Dios.

Sor María Luisa Miranda, Consejera General para el Ámbito de la Familia Salesiana del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, con sor Gabriela Patiño, colaboradora del Ámbito, animó la oración e invitó a todos, como trabajadores del Reino, a alabar al Creador y a tener una dedicación generosa a la Casa común y a todas las personas.

El encuentro empezó con la presentación – a cargo del Padre Antonio Porcellato, Superior General de la Sociedad Misiones Africanas (SMA) – del recorrido  histórico de los seis años de camino de las Familias Carismáticas y de la Programación para el trienio 2020-2023.

La Familia Cottolenghina compartió después una de las experiencias, llevada a cabo entre crisis y oportunidades durante la pandemia de la Covid-19: “Vivir la crisis generada por la pandemia en una realidad que en Italia tiene unos setenta centros entre casas para personas frágiles – ancianas o con discapacidades – un hospital, escuelas, casas para religiosos en reposo y en servicio, significa estar involucrados en un compromiso a custodiar la vida frágil y la seguridad de los trabajadores en servicio”.

La experiencia Therapy day, compartida mediante un video, mostró la respuesta valiente que algunos religiosos, religiosas y sacerdotes, misioneros de diversas Comunidades, ofrecieron después de un evento trágico que ha dañado a una Parroquia católica del estado de Kaduna (Nigeria).  Los misioneros ofrecieron su apoyo a la comunidad parroquial con intervenciones coordinadas. El testimonio del Padre Emmanuele Dim centró el video: “Es difícil en estas circunstancias limitarse a predicar sobre la reconciliación, sobre la paz y sobre el amor. Gracias al compromiso de los misioneros del “Therapy Day”, la gente ha podido estar acompañada y experimentar la solidaridad concreta de las Parroquias y de las Congregaciones misioneras”.

La oración de las Familias Carismáticas, expresada  en diversas lenguas, experiencia de comunión y amistad real pese a la modalidad online, dio fin al encuentro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.