Castel Gandolfo (Italia).  El 7 de agosto de 2022, en Castel Gandolfo, Roma, tuvo lugar la acogida de la nueva Maestra del Noviciado de Castel Gandolfo y el ingreso oficial de trece jóvenes provenientes de Italia, Polonia, Rusia y Eslovaquia en los Noviciados Internacionales Maria Ausiliatrice de Castel Gandolfo (Roma) y Suor Teresa Valsè Pantellini de Roma – Via Appia, pertenecientes a la Inspectoría Romana San Giovanni Bosco (IRO).

Estaban presentes la Vicaria general del Instituto de las Hijas de Maria Auxiliadora, sor María del Rosario García Ribas, la Consejera para la Formación, sor Nilza Fátima de Moraes; sor Paola Battagliola y sor Lidia Strzelczyk, Consejaras Visitadoras, sor Gabriella Garofoli, Inspectora de la Inspectoría IRO y Referente CIME para los dos Noviciados; las Inspectoras de las jóvenes; la Directora del Postulantado de Turín, sor Celestina Corna y la Responsable, sor Patrizia Colombo; las Comunidades de los dos Noviciados y algunas Neoprofesas FMA.

Con un momento de plegaria, en la Capilla del Noviciado, fue acogida como Maestra del Noviciado de Castel Gandolfo sor Luisa Menozzi, proveniente de la Inspectoría Madonna del Cenacolo (ILS).

Después de la lectura de la Palabra de Dios, de la Primera Carta de S. Pedro – “Alimenta al rebaño que te ha sido confiado..” (1 Pe 5:2-5) – y del artículo 92 de las Constituciones FMA sobre la tarea y las características de la Maestra de las Novicias, sor Nilza Fátima de Moraes, agradeciendo a sor Luisa el SÌ generoso y disponible para la misión que el Señor le confía, dijo:

“La experiencia de maternidad educativo-espiritual de Madre Mazzarello se convierte para todas nosotras en una exigencia de nuestra vocación: ser mujeres y ‘madres’, que educan profundamente a descubrir que el secreto de la vida cristiana y religiosa es una existencia centrada en Jesucristo, como decía Madre Mazzarello”.

Por eso confió a ella y a la Comunidad “María, Madre Auxiliadora, presencia viva, ayuda misericordiosa para orientar decididamente vuestra y nuestra vida a Cristo y para hacer siempre más auténtica nuestra relación personal con Él”.

Sor Nilza también agradeció de manera especial a sor Maria Teresa Espinoza, la dedicación y el servicio como maestra durante nueve años.

El segundo momento, con el rito de iniciación a la vida religiosa de las jóvenes, se desarrolló en el parque del Noviciado. La Celebración empezó con el saludo de la Consejera para la Formación, que llamó por su nombre a las jóvenes, las cuales expresaron la propia disponibilidad a vivir la vida salesiana y el deseo de conocer más profundamente las Constituciones.

Después de la Liturgia de la Palabra, sor Nilza se dirigió a ellas animándolas, según la Palabra elegida por ellas (Mt 7, 21.24-27), a construir la propia identidad de FMA sobre la roca que es Cristo Jesús: “Él  nos hace mujeres sabias y prudentes, capaces de afrontar todo el mal tiempo de la vida con un corazón enamorado y firmemente centrado en Él”.

En nombre de la Madre General, Sor Chiara Cazzuola, acogió después oficialmente a las trece neo-Novicias y entregó a cada una la medalla, signo de pertenencia al Instituto y de encomienda a María Auxiliadora.

Sor Nilza al final confió las Novicias a las respectivas Maestras:  sor Maria Giovanna Mammarella, del Noviciado de Roma, y sor Luisa Menozzi, del Noviciado de Castel Gandolfo, mientras las Novicias del 2° año expresaron la bienvenida a las compañeras con un momento fraterno y un canto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.