Roma (Italia). El 31 de diciembre de 2021, en las Vísperas de la Solemnidad de María SS. Madre de Dios, la Madre General del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, Sor Chiara Cazzuola, entrega a cada FMA de la Comunidad Maria Ausiliatrice de Casa Generalicia (RCG) las Actas del Capítulo General XXIV.

En la introducción a las Vísperas, el gesto fue motivado así:

“Estamos a punto de saludar el año 2021 que acaba y nos preparamos para acoger con esperanza y entusiasmo el nuevo año 2022 que está llegando. En este momento propicio, tenemos la alegría de recibir las Actas del Capítulo General XXIV, que expresan la fecundidad y la belleza del evento capitular, vivido como tiempo de gracia, en escucha dócil al Espíritu Santo y a la realidad cotidiana de los niños y niñas, adolescente y jóvenes de todo el mundo. ¡La entrega de las Actas, tan significativa, es un don aún más grande para nosotras que lo acogemos de las manos de la Madre! Recibimos este volumen, símbolo de un camino que como Instituto recorreremos juntas y cada Inspectoría, comunidad e Hija de María Auxiliadora del mundo, con un profundo sentido de gratitud y un gran deseo de profundizar el contenido para vivirlo y ser “generativas de vida” plena y abundante en la comunidad y en la misión”.

“Dispongamos por tanto nuestros corazones para acogerlo con alegría y gratitud, a fin de que la palabra de María en Caná, “Haced lo que Él os diga”, se haga realidad en nuestra vida cotidiana. Así daremos continuidad al Capítulo General XXIV, en la historia de cada una y para la historia del Instituto que, propiamente este año, cumplirá 150 años de vida” –  son las palabras de la Directora de la Comunidad, sor Carla Castellino.

Después del himno a la Theotokos, la Madre de Dios”, los Salmos de la Bienaventurada Virgen María y la lectura breve, la Comunidad de Casa Generalicia – que del 17 de septiembre al 24 de octubre de 2021  vivió de cerca el desarrollo del CG XXIV- se prepara con el silencio a acoger las palabras y la entrega de Madre General:

“En estos días significativos en que llegan de las Inspectorías los ecos de la transmisión del Capítulo y de la entrega de las Actas, se siente lo importante que ha sido este evento para el Instituto. Desde el momento en que cada una de nosotras reciba las Actas, el Capítulo comienza a encarnarse poco a poco y a continuar en cada Comunidad y en cada FMA. El compromiso confiado a cada una de nosotras es el de ser Comunidades generativas.

En nuestra vida, la generatividad se expresa en el estar atentas, en cuidarse de las personas que están cerca de nosotras, de las jóvenes especialmente, aunque nuestra misión no nos lleve, a veces, a actuar concretamente y directamente para ellas. Porque nosotras estamos aquí todas para ellas. Y la generatividad de las Comunidades de expresa en este hacer crecer la vida, en dar lo mejor de nosotras a los otros, en pedir al Señor el don de muchas y santas vocaciones.

Con el comienzo del año civil 2022, entramos en la profundidad de la Celebración del 150º y se nos recuerda, con este gran aniversario, cuál es el espíritu de nuestro Instituto, de dónde venimos, cuáles han sido nuestros orígenes, pero también cuál ha sido la fe de nuestras hermanas, la creatividad y la pasión apostólica. Estamos  llamadas a reavivar nuestro patrimonio espiritual. El augurio es que podamos ser “generativas”, pensando en el futuro, y generarlo empezando desde hoy”.

La alegría y la gratitud por el don recibido, confiado al compromiso y a la responsabilidad de cada una, estallan en el canto del Magnificat, expresión de alabanza y asombro al reconocer la pequeñez humana ante la inmensidad del plan de salvación de Dios.

1 COMENTARIO

  1. Tra poco sará tradotto in portoghese e anche noi lo riceviamo questo prezioso libro degli atti del capitolo generale…..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.