San Paolo (Brasil). El 15 de septiembre de 2018 tuvo lugar en la Inspectoría sdb María Auxiliadora de Sao Paulo la reunión provincial de la Asociación de María Auxiliadora (ADMA).

El encuentro estuvo organizado por el grupo ADMA de Lorena y reunió cerca de 250 miembros de los grupos americanos, Guaruja, Sorocaba, Pindamonhangaba, Campinas, Araras, Araraquara, São Carlos, Itaquera (SP), Santa Terezinha (SP), Lapa (SP), Retiro Bom (SP) y São José dos Campos, además de los 3 grupos de Lorena.

La jornada se inició en clima de comunión y de compartir, seguido de la plegaria guiada por ADMA de São Carlos, bajo el cuadro de María Auxiliadora de la Basílica de Turín.

El Inspector, don Justo Ernesto Piccinini, dio la bienvenida a los participantes, subrayando la importancia de este momento para ADMA y exhortando a la perseverancia en la misión confiada por Don Bosco. Agradeció a don Narciso Ferreira, el máximo dirigente de la Asociación, y al grupo ADMA de Lorena por el trabajo de preparación de este momento especial.

La primera conferencia estuvo a cargo de don Mauricio Tadeu Miranda, que evidenció cómo “Dios tuvo la iniciativa de manifestarse al hombre. La respuesta del hombre a la iniciativa de Dios es la fe. Esto nos ayuda a reconocerlo en cada persona y la respuesta a esta propuesta, libre y personal, se llama fe. María, la Madre de Dios, nos ayuda a caminar hacia Jesús con pasos constantes en la Fe.

Siguieron los tiempos de compartir en grupo a la luz de algunas cuestiones:

  1. ¿Cómo promover la devoción a María Auxiliadora con propuestas para jóvenes y niños en la animación de ADMA?
  2. ¿Qué nos impide caminar en ADMA y asumir plenamente nuestro rol?
  3. ¿Cuáles son los signos de vida y de esperanza que experimentamos en nuestros grupos ADMA?

En la segunda conferencia, don Mauricio continuó la reflexión sobre la fe en Dios de María: “La fe debe ser profesada (anuncio, catequesis), celebrada (sacramentos, plegaria, fiestas litúrgicas) y testimoniada (gestos concretos en familia y en comunidad). Ésta es la llamada a la cual ADMA debe responder con firmeza.

La Misa fue presidida por don Narciso y concelebrada por don Edson Castilho, don Milton Rezende, don Tertius Rodrigo y don Tetuo Koga. D.Narciso subrayó los desafíos y las propuestas de devoción mariana para la comunidad salesiana que debe enriquecer a los jóvenes, que nos piden caminar con ellos, acompañarlos en situaciones que deben afrontar, acogiéndolos con alegría, como hicieron don Bosco y Madre Mazzarello.

El encuentro reafirmó la importancia de la acción apostólica de ADMA en la Familia Salesiana a favor de los jóvenes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.