Roma (Italia). La Consejera para la Pastoral Juvenil, sor Runita Borja, y las colaboradoras del Ámbito PJ, han tenido cuatro encuentros online Caminando juntas, llegamos lejos, con las Coordinadoras Inspectoriales de PJ.

Los encuentros se han desarrollado en diversas lenguas a fin de poder llegar a las FMA invitadas de todas las Inspectorías y Visitadurías FMA del mundo.

El objetivo de los encuentros ha sido “reforzar el camino juntas de la misión educativa del Instituto FMA y presentar algunas líneas de animación del Ámbito para la PJ hacia el CG XXIV”. Un tiempo marcado por el coraje frente a la Pandemia y por la esperanza de vivir caminos sinodales en el aniversario de la Laudato sí y para las alianzas educativas mundiales, como el Pacto Golobal para la Educación. Las FMA implicadas han puesto en valor tanto los contenidos compartidos como el diálogo generativo de ideas y de animación recíproca a estar en comunión y a vivir este tiempo como creyentes, mujeres consagradas y educadoras.

Cada encuentro ha empezado con la plegaria al “Dios amoroso, Creador del cielo, de la tierra y de todo lo que contienen” escrita por el Papa Francisco, que ha puesto en sintonía corazones y mentes para una escucha atenta y fecunda.

Sor Runita Borja, en su intervención ha pedido la sintonía entre coordinación para la comunión, estilo de animación del Instituto, y sinodalidad. Ha animado a las Coordinadoras PJ a ser punto de referencia en la animación internacional y entre las Inspectorías y las Comunidades educativas, viviendo con dinamismo el estilo sinodal para la construcción de un “nosotras”, y con toda la familia humana y la creación entera. Ha resaltado la continuidad entre las líneas de animación del Ámbito PJ para el sexenio 2015-2020, el camino eclesial, el tema del CG XXIV y la emergencia de la Pandemia. Ha solicitado ser comunidades educativas generativas de vida hacia nuevos horizontes para la misión educativa y evangelizadora.

Sor Julia Arciniegas ha vuelto a recorrer los núcleos de la Encíclica Laudato sí : cuestión ecológica y cuestión social, en la escucha del grito de la tierra y de los pobres; la sabiduría de una visión holística del mundo y de la ecología integral, un estilo de vida moderado y una espiritualidad para la conversión del corazón; la actualización científica sobre la ecología, que afronte juntamente la crisis ambiental y la social de las desigualdades; una transformación orientada al bien común y un desarrollo humano, sostenible e integral.

El camino hacia el CG XXIV converge con el compromiso de la Iglesia hacia el Pacto Global para la Educación, del cual sor Elena Rastello ha subrayado que en numerosos encuentros, el Papa ha invitado a líderes religiosos, políticos, intelectuales y estudiosos, a suscribir un compromiso concreto para construir juntos el mundo que vendrá, cuidando a las futuras generaciones, activando un desafío educativo con la impronta de la fraternidad universal. El compromiso es urgente en tiempo de pandemia e interpela a actuar con valentía.

Un vivo intercambio de aclaraciones y sugerencias ha caracterizado el momento de diálogo-confrontación, del cual ha emergido el compromiso de las Coordinadoras para profundizar los temas de la Laudato sí, y los caminos sinodales y de corresponsabilidad en el Instituto, en la Familia Salesiana en la Iglesia y en la sociedad.                                                        Como conclusión sor Runita ha invitado a crecer en la unidad vocacional, a caminar en profundidad y a mirar la vida como alianza con el Dios fiel.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.