Luanda (Angola) El 24 de octubre de 2020 las Hijas de María Auxiliadora de la Visitaduría Reina de la Paz celebraron 37 años de presencia en Angola.

En su escrito “Poesía y Verdad compuesto para esta conmemoración, la Inspectora, sor Maria das Graças de Souza – a partir del versículo del Evangelio de Lucas “La semilla crece, se transforma en un gran árbol…” (Lc 13,19) – narra los principales pasajes de la presencia de las FMA en Angola desde el 1983 hasta hoy y los frutos del Carisma Salesiano:

“He visto las primeras Hijas de María Auxiliadora y los primeros Salesianos de Don Bosco de Angola.

He visto chicas y jóvenes encantados con el carisma salesiano, con Don Bosco, Madre Mazzarello, Laura Vicuña, Domingo Savio, hasta crear grupos, asociaciones, escuelas, cantos, eslóganes, caminos, para hacer eterna la espiritualidad que nos ha santificado y hacer un seguimiento.

He visto el lanzamiento de nuevas semillas en los años sucesivos, que ha llevado al descubrimiento de nuevas tierras y, en el año del centenario de Don Bosco, el gran fruto de la presencia en Cacuaco.

He visto a Dios echar semillas en varios campos, multiplicar nuestra presencia, nuestros destinatarios, nuestras hermanas, nuestras obras”.

La presencia de las FMA en Angola es el resultado del Proyecto África, iniciado por el Instituto FMA en el 1982. Las primeras hermanas, provenientes de cuatro Inspectorías del Brasil – sor Theotonia Thiesen, sor Anna Bello Soares, sor Juraci Maria da Silva y sor Maria das Graças de Souza – salieron de Roma el 23 de octubre de 1983, Jornada Misionera Mundial, enviadas por Madre Rosetta Marchese y por sor Carmen Martin Moreno, Consejera  General para las Misiones.

El 14 de octubre de 1983, a petición del Arzobispo Don André Muaca, las FMA llegaron a Luanda, a la Parroquia de San Pablo, asociadas a la presencia de los Salesianos de Don Bosco. Aquí nacen las primeras vocaciones de las Hijas de María Auxiliadora.

En el 1987, con la llegada de otras misioneras, se abrió la presencia en Cacuaco, cercano a Luanda. La Comunidad FMA fue fundada el 1 de octubre de 1988, en el centenario de la muerte de Don Bosco. La Casa, la Escuela y el Centro Profesional llevan su nombre.

La tercera Comunidad de Angola, titulada  S. María Mazzarello, se abrió en Calulo en 1991. Las FMA, junto a los Salesianos, se dedican a la educación, a la catequesis, a la pastoral y a la acogida de las niñas de los pueblos.

En 1992, la Delegación de Angola, hasta entonces perteneciente a la Inspectoría brasileña de San Pablo, entró a formar parte de la Inspectoría de Mozambique, con la Inspectora sor Giuseppina Pescarini, misionera. En1995 recibió la primera visita de una Madre General, Madre Marinella Castagno.

La Comunidad Laura Vicuña está en Benguela, ciudad que citó Don Bosco en los últimos años de su vida, mientras con los ojos y con las manos exploraba el mapa de África, como cuenta don Lemoyne en la Vida de San Juan Bosco: “A menudo quedaba sorprendido al mirar el mapa de África, de Angola, de Benguela y del Congo. Habló siempre de Angola y decía que aquella misión debía ser aceptada si  nos hubiese sido ofrecida”. Y fue abierta en 1999, en una zona periférica de la ciudad, donde los Salesianos tienen la Parroquia. Desde 2010 es también Casa de Formación para aspirantes y postulantes.

La Comunidad N.S.de la Luz nace en Luena a propuesta de Madre Antonia Colombo, que en el 2001 visitó Angola con ocasión de la Fiesta del Gracias, con el eslogan “Enciende una luz en África”.

El 22 de enero de 2004 Madre Antonia Colombo erigió la Visitaduría Reina de la Paz, de la cual sor Zvonka Mikec era la primera superiora.

En 2007 Angola acogió las Celebraciones del 25º del Proyecto África, reuniendo en Luanda Inspectoras y FMA de todas las Inspectorías de África, junto a las Consejeras para la Pastoral Juvenil y de la Comunicación Social, sor Carmen Canales y sor Giuseppina Teruggi, que coordinó el seminario sobre la Educomunicación. A continuación nacieron otras dos Comunidades: la Comunidad N.S.Auxiliadora en Cabinda, y la Comunidad Beata Madre María Romero en Zango.

Sor Maria das Graças de Souza termina la composición abriendo los horizontes a una rica realidad, toda por descubrir: “He visto cuatro sucesores de Don Bosco y tres sucesoras de Madre Mazzarello atravesar felizmente las tierras angoleñas, sembrando palabras de bondad, fuerza y coraje, y recibiendo la alegría, la belleza, los colores y la armonía de las danzas y de los movimientos de Angola. He visto muchas cosas… que no se pueden explicar aquí”.

5 COMENTARIOS

  1. Parabéns pela vida missionaria!!!! conheci em Roma Ir Maria das Graças estava fazendo um curso ,morava na casa Geral
    SENTIU O CHAMADO … logo foi como missionaria em Angola que linda colaboração que o Brasil deu a este pais da Angola….
    Demos graças ao Senhor! quantas vocações certamente com o testemunho de vocês surgiram
    Parabéns felicidades
    Inspetoria Laura vicunã- Manaus Brasil

  2. Spettacolare, Sr Graça! Grazie del tuo spirito missionario. Dio benedica la missione salesiana in Angola! Prego per voi!

  3. QUE GRANDE ALEGRIA VER AS FMA CRESCEREM EM ANGOLA. Nossa missão é semear com amor e Deus em sua bondade nos permite colher os frutos.
    Quanta saudade dessas mulheres alegres com as quais tive a honra de trabalhar!
    Rogo a Deus que as chuvas de graças continuem a cair serenas sobres seus campos de missão e que os frutos sejam abundantes para a glória de Deus.
    FELIZ IDADE! 37 ANOS!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.