Costa de Marfil. Las Hijas de María Auxiliadora – Salesianas de Don Bosco – de la Inspectoría África Oeste “Madre de Dios” (AFO) están presentes en siete países: Mali, Burkina Faso, Benín, Togo, Ghana, Costa de Marfil. Desde el 15 de noviembre de 2019 hay una presencia FMA en Lagos, en Nigeria.

La misión de las FMA es la educación de los jóvenes más pobres y, sobre todo, de las chicas que, por situaciones familiares difíciles, de abandono o víctimas de la violencia, son las más vulnerables. Las FMA gestionan los centros juveniles, las escuelas de distintos niveles, los centros para la promoción de las mujeres y/o para la formación profesional, las casas de acogida o colegios de los niños y de los jóvenes.

En un clima de familia y con la pedagogía salesiana basada en el afecto y en la confianza en las potencialidades de los jóvenes, buscan ayudar a los jóvenes a ser autores de su vida, a formarse profesionalmente, a comprender su rol y tarea en la sociedad, a ser capaces de tener cuidado de sí mismos y de ser agentes de transformación en el propio ambiente y en la sociedad.

Dossier Emergenza AFRICA OVEST

En Benín, de Cotonou, las FMA desarrollan actividades educativas y de promoción social (lucha contra la explotación de las muchachas jóvenes, centro de acogida para chicas “videomègon“, muchachas madres, etc.). En Costa de Marfil, en Abidjan, las FMA acogen a chicas con riesgo de abandono y prostitución. Aseguran actividades culturales, educativas, de sensibilización y prevención.

En Touba, en Malí, se cuidan de la población en sus necesidades sanitarias y dirigen una sala de maternidad.

En Togo y Ghana, las FMA promueven actividades de promoción humana y de alfabetización, cursos profesionales y oratorio.

En Burkina Faso, uno de los países más pobres del mundo, para ir al encuentro de los jóvenes de Koubri y alrededores, hay un Centro de Formación Profesional: peluquerías, corte y costura, cocina y cocción, teñido, informática y atención médica.

En Lagos un centro juvenil con diversas actividades socio-culturales y deportivas con el fin de ayudar a los jóvenes a ocupar su tiempo libre de manera sana, en un clima familiar, promoviendo instrucción y educando a la vida.

Las comunidades de las FMA, en el tiempo de la pandemia de Covid-19 han tenido que afrontar distintas situaciones de emergencia. Con la  llegada de la pandemia, la tasa de pobreza en estos países ha crecido. Se han comprometido a ayudar a la población de muchas maneras, procurando bienes de primera necesidad, mascarillas y jabones para la higiene, instruyendo sobre las medidas restrictivas para la contención del contagio del virus.

Las dificultades económicas y sociales, los conflictos en curso y la gran pobreza interpelan a las FMA y solicitan intervenciones en muchos sectores de la alimentación, instrucción, alojamiento, migración a favor de los jóvenes y de las familias más vulnerables.

El Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, colabora en la misión a favor de las poblaciones en apuros, y cuenta con la generosidad y la solidaridad de todos.

Se pueden enviar contribuciones y ofertas en las modalidades indicadas en el Sito web dell’Istituto FMA, e indicando en la causal la emergencia señaaalada.

“Dios no se deja vencer en generosidad”
(Don Bosco – MB II,254).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.