Cascais (Portugal). Por segundo año consecutivo, el establecimiento Nuestra Señora del Rosario de las Hijas de María Auxiliadora de Cascais, de la Inspectoría Nuestra Señora de Fátima (POR), ha ganado el Premio “Escuela de Voluntariado” del Ayuntamiento de Cascais, que tiene como objetivo fomentar las buenas prácticas de voluntariado en la comunidad escolar.

El 10 de mayo de 2024, en presencia de estudiantes, profesores y de la Comunidad FMA, se celebró una solemne ceremonia de entrega de premios, con el izado de la bandera distintiva.

El acto contó con la presencia de los Concejales del Ayuntamiento de Cascais: Frederico de Almeida, de Educación; José d’Almeida, ministro de Ciudadanía y Participación, y Frederico Nunes, ministro de Deporte, Empleo y Juventud. La delegación oficial también incluyó otras organizaciones, como el Presidente de la Confederación Portuguesa de Voluntarios, Prof. Eugénio Fonseca, varios miembros del Consejo Parroquial de Cascais-Estoril, el grupo de voluntarios del Ayuntamiento de Cascais y otros.

La Directora de la Escuela, Sor Maria das Dores Rodrigues, dio la bienvenida a las autoridades, expresando su gratitud y alegría por el reconocimiento del proyecto ganador: “Avancemos en el sueño de un mundo fraterno”, en este año significativo, en el que Cascais es la capital portuguesa del Voluntariado.

La Directora Pedagógica, Prof. Ana Sofia Ferreira, ilustró el proyecto de voluntariado, a través del testimonio de dos estudiantes de secundaria. Siguieron los discursos del Dr. Frederico de Almeida y del Dr. José de Almeida, con la entrega del cheque con la contraprestación económica, que se utilizará en el próximo proyecto. A continuación, los alumnos de la Escuela Secundaria amenizaron el momento con una actuación musical y cantaron el himno del colegio.

El proyecto “Avancemos en el sueño de un mundo fraterno”, presentado en el concurso y realizado durante el año por los estudiantes, retoma el lema de la pastoral 2023/2024 de la Inspectoría portuguesa – “Avancemos en el sueño” – y se sitúa en el espíritu del sueño de San Juan Bosco, cuyo Bicentenario se celebra, para hacer protagonistas a los jóvenes de la transformación del mundo. En este sentido, la Comunidad Educativa se erige como heredera y continuadora del sueño carismático salesiano de formar “buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

La realización del proyecto se debe, sin duda, a la incansable dedicación de su coordinador y al acompañamiento de los profesores que animan a los alumnos -los principales protagonistas- a dar lo mejor de sí mismos.

Educar para el voluntariado es una cuestión de fidelidad al Carisma y a los desafíos del tiempo presente. En un mundo donde prima el individualismo y el lucro a toda costa, es fundamental testimoniar y ofrecer experiencias de servicio gratuito, de atención a los demás, sea cual sea su origen y condición, abordando prioritariamente a los más frágiles y desfavorecidos, cuidando la relación intergeneracional e intercultural que abre, integra y enriquece a todos.

Las Hijas de María Auxiliadora de Cascais agradecen al Ayuntamiento la atención que ha prestado a esta dimensión del voluntariado como desafío educativo, así como la posibilidad de crear alianzas. También agradecen a todas las instituciones educativas, sociales y deportivas que amablemente abren sus puertas a los alumnos de la Escuela, acogiéndoles.

Como Colegio Salesiano, seguimos “avanzando en el sueño de un mundo más fraterno”, renovando nuestro compromiso de hacer el mundo más bello y creyendo firmemente en el protagonismo de los jóvenes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.