Roma (Italia). Una jornada de plegaria y de ayuno ha sido anunciada para el miércoles 11 de marzo de 2020, para pedir a Dios ayuda para Roma, para Italia y para el mundo. Todos los ciudadanos del Mundo son llamados a un gran sentido de responsabilidad, para que se detenga el contagio del Coronavirus.

El Cardenal Mons. Angelo De Donatis, Vicario general de Su Santidad para la Diócesis de Roma, envía un mensaje  a los fieles de Roma invitándolos a una jornada de plegaria, de ayuno y de solidaridad con los enfermos y con los que trabajan para ellos en Italia y en el mundo.

Plegaria y ayuno

“En estos días de plegaria y silencio – escribe el Cardenal – he sentido el grito fuerte de nuestra ciudad, de Italia y del mundo. Es una situación a la cual no estamos acostumbrados, que nos preocupa, pero sobre todo ahora estamos llamados a vivir con la fuerza de la fe, la certeza de la esperanza, la alegría de la caridad”. A la escucha de la Palabra de Dios exhorta a los fieles a “leer estos tiempos con Sus ojos, ayudando a las comunidades a volver a Él, a redescubrir lo que es esencial, a reencontrar el gusto por la plegaria. Éstos son los días para infundir esperanza, para transmitir confianza, para ponernos de rodillas intercediendo por el mundo”.

Éste es el tiempo favorable para dar espacio a la escucha de la Palabra de Dios, ayunar de muchas formas de egoísmo, compartir la confianza y la esperanza de Jesús en el amor del Padre, y así poder atravesar el desierto y celebrar la Pascua de Resurrección. Para redescubrir el desierto como un paso obligado de quien quiera responder a sus aspiraciones más profundas. ¡Quántas cosas superfluas se pueden dejar aparte para buscar lo que cuenta, un sentido pleno de la vida.

Para redescubrir la plegaria como momento de comunión con Dios y con los hermanos. No podemos participar en las celebraciones comunitarias, pero podemos sentirnos en comunión por medio de la plegaria. Qué importante es la plegaria en el interior de las comunidades: se puede desconectar el televisor y dejar aparte el teléfono, el ordenador, las redes sociales. “La plegaria no es un sacrificio, es el don que reaviva la esperanza alimentando la vida espiritual”.

En la homilía en Santa Marta el 10 de marzo de 2020, la llamada del Papa Francisco: “Roguemos al Señor también por nuestros sacerdotes, para que tengan el coraje de salir a ver a los enfermos, llevándoles la fuerza de la Palabra de Dios y la Eucaristía y acompañar a los trabajadores sanitarios, los voluntarios, en este trabajo que estamos haciendo”.

 Responsabilidad y Cercanía

“Hoy es el momento de la responsabilidad”, es la llamada del primer ministro italiano Giuseppe Conte que habla de las medidas contra el coronavirus en Italia: “He firmado una medita titulada “me quedo en casa”. No hay más tiempo, hace falta renunciar todos a algo, lo hacemos todos y por todos en seguida”.

Las medidas sanitarias adoptadas por el Estado italiano son compartidas por el Vaticano para evitar la difusión del Coronavirus. El Papa Francisco, el Domingo 8 de marzo de 2020, desde la Biblioteca del Palacio Apostólico dijo: Estoy cercano con la plegaria a las personas que sufren por la actual epidemia del coronavirus y a todos los que tienen cuidado de ellos. Me uno a mis hermanos Obispos para animar a los fieles a vivir este momento difícil con la fuerza de la fe, la certeza de la esperanza y el fervor de la caridad. El tiempo de Cuaresma nos ayude a dar todos un sentido evangélico también a este momento de prueba y de dolor.

La  atención debe ser máxima por parte de todos para afrontar la emergencia con un esfuerzo común. Prevenir y defendernos del contagio es un deber moral no sólo para cada persona, sino también para la salud y el bien de los otros.

El Instituto de las Hijas de María Auxiliadora se une a la petición de la Iglesia de hacer del 11 de marzo de 2020 una jornada de plegaria y de ayuno. Se siente en comunión con muchos Países de los cinco Continentes en los cuales se da el contagio del Coronavirus y pide a las Comunidades Educativas que vivan con intensidad la fe, la esperanza y la caridad.

En estos días el Papa Francisco ha enviado al mundo el mensaje para la Jornada Mundial de los Jóvenes 2020, con el título “¡Joven, a ti te lo digo: levántate! Éste es el momento favorable: “Levantémonos. ¡No hay situación de muerte que no contenga también el germen de la Vida!”

 

1 COMENTARIO

  1. Damos gracias al Señor por la reelección del Rector Mayor: Reinicia conociendo mas la realidad y sin duda le espera una gran y maravillosa misión, como padre de la Familia Salesiana y Padre especial de los Hijos de Don Bosco salesianos que cuentan con un Padre cercano, firme, austero, transparente, cariñoso, salesiano de verdad, autentico hijo de Don Bosco. Valiente! Adelante, con alegria, estamos con Ud. y le acompañamos con cariño y oración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.