Roma (Italia). La XXXIX edición de las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana (GSFS) concluye el 17 de enero de 2021, con la Celebración Eucarística presidida por el Rector Mayor de los Salesianos de Don Bosco, don Ángel Fernández Artime, en la Basílica del Sacro Cuore de Roma.

En la Celebración están presentes la Madre General del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, sor Yvonne Reungoat, la Vicaria General, sor Chiara Cazzuola, la Consejera General para la Familia Salesiana, sor María Luisa Miranda, la Delegada Mundial de la Asociación Ex­-alumnas/os de las FMA, sor Gabriela Patiño Osorio, la Delegada Mundial de la Asociación de Salesianos Cooperadores (ASSCC), sor Lucrecia Uribe, y otras Superioras de Congregaciones y Responsables de los Grupos de la Familia Salesiana.

Las GSFS, realizadas online del 15 al 17 de enero, han contado con la numerosa participación de los miembros de 32 Grupos de la Familia Salesiana presentes en más de 130 países y de personas ligadas a las realidades salesianas de todo el mundo, que han seguido los trabajos sobre el tema del Aguinaldo 2021: “Movidos por la esperanza: “He aquí que yo hago nuevas todas las cosas” (Ap 21, 5)”.

En la homilía, el Rector Mayor ha subrayado la significatividad de la clausura de las GSFS en la Basílica en la que Don Bosco gastó sus últimas energías y en la que celebró la Eucaristía pocos meses antes de su muerte. Comentando el Evangelio del Domingo, en que los discípulos piden a Jesús que les indique dónde habita (Jn 1, 35-42), don Ángel se dirige a la Asamblea y a los participantes en el directo streaming: “Ésta es nuestra misión como Familia Salesiana: estamos llamados a seguirlo, en nuestra vida cotidiana, según la específica vocación. Estamos llamados a centrarnos en lo que da plenitud a nuestra vida. Hoy queremos ser nosotros, Familia Salesiana de Don Bosco, los discípulos que escuchan a Jesús que dice: ‘Venid y veréis’”.

Benedizione finale RM al Sacro Cuore - Roma - GSFS 2021

Como gesto de confianza conclusivo, el Rector Mayor se acercó al altar donde Don Bosco, celebrando la Eucaristía el 16 de mayo de 1887, estalló en lágrimas varias veces, comprendiendo que María “lo había hecho todo” en su vida. Don Alejandro Guevara, Delegado del Rector Mayor para el Secretariado de la FS, ha leído el comunicado final:

“En este momento, ante el altar de María Auxiliadora en la Basílica del Sacro Cuore, sintiéndonos como una Familia, debemos agradecernos la colaboración de todos, por la participación de millares de hermanas y hermanos que han seguido los trabajos de las Jornadas en todo el mundo y por la cosa más preciosa que da profundo sentido: reavivar juntos el sentido de la esperanza salesiana para continuar generando esperanza en el mundo con el espíritu de Don Bosco. (…) Estamos convencidos de que el Señor hace nuevas todas las cosas. La novedad que genera en nosotros nos debe llevar a decir a las nuevas generaciones: venid y ved. Mirar a Cristo con los ojos de María y mirar la realidad de nuestro mundo con los ojos de Don Bosco, debe dar nuevas alas a nuestra Familia, que quiere ser un signo de esperanza para todos”.

El Rector Mayor, Don Ángel Fernández Artime, ha terminado la Celebración Eucarística con la Solemne Bendición por intercesión de María Auxiliadora sobre toda la Familia Salesiana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.