Roma (Italia) Del 3 al 7 de febrero de 2020, la Comunidad de la Casa Generalicia de las Hijas de María Auxiliadora de Roma (RCG) fue invitada a profundizar el conocimiento de la Familia Salesiana. Por cinco tardes consecutivas, en la Sala “S. Teresa”, sor María Luisa Miranda, Consejera para la Familia Salesiana y sus Colaboradoras, sor Gabriela Patiño y sor Leslie Sándigo, animaron los encuentros.

En la primera tarde, después de un primer momento con la construcción de un puzzle – con una pieza que cada uno de los participantes había recibido – representando una imagen de la Familia Salesiana y después de la lectura de la dinámica, sor Maria Luisa Miranda propuso la Lectio Divina sobre el texto de San Pablo (1Cor 12,12-27) “Unidad y diversidad, en la vida inspirada en los diferentes carismas, dados por el Espíritu Santo”.

En el segundo encuentro, una presentación de Sor María Luisa Miranda y el trabajo en los grupos permitieron profundizar el tema: “Misión compartida: de Valdocco y Mornese”. Al final, un fragmento de una película para televisión presentó a Don Bosco con Flavio Insinna, en la escena en que el Santo funda la Asociación de los Salesianos Cooperadores.

En el tercer encuentro, la presentación del “Documento de identidad” de la Familia Salesiana por parte de sor Gabriela Patiño y la escucha en rotación en tres grupos de la presentación de las tres Asociaciones de la Familia Salesiana: sor Leslie Sándigo, presentó la Asociación de los Salesianos Cooperadores, sor María Luisa Miranda la ADMA y sor Gabriela Patiño la Asociación de las /los Exalumnas/os de las FMA en el mundo. La escucha se completó el día siguiente.

El 7 de febrero, en el último encuentro, la reflexión propuesta por sor Leslie Sándigo se centra en el Perfil de la Delegada de las tres Asociaciones, por medio de una presentación multimedia y un texto entregado a todas, titulado: “Vino nuevo en odres nuevos”, tema del CG XXIV. El perfil de la Delegada fue tratado según las distintas dimensiones: humana, espiritual y salesiana y se expresa mediante un vivo sentido de pertenencia al propio Instituto: “Hombres y mujeres de Dios, con un fuerte sentido de Iglesia en salida e identificados con la propia vocación y misión salesianaque animan, acompañan y conservan vivo el esfuerzo de crecimiento de personas y grupos en el espíritu salesiano”. Se subraya la importancia de la formación, para un auténtico proceso de transformación y cambio de mentalidad.

De los cuestionarios de verificación, rellenados por los participantes, emergen expresiones de reconocimiento y de satisfacción, por la profundización y el madurar de la conciencia de pertenecer a una Familia compuesta por 32 Grupos que comparten el Carisma Salesiano, sostenida por una gran cantidad de Santos, Beatos, Venerables y Siervos de Dios. El Rector Mayor, Sucesor de Don Bosco es Centro de Unidad de toda la Familia.La conclusión fue confiada a Sor María Luisa Miranda, que expresó su gratitud por la presencia y la participación activa de la Comunidad, que demostró vivo interés hacia los contenidos propuestos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.