Roma (Italia).  El 21 de julio de 2021 en la Casa Generalicia de las Hijas de María Auxiliadora en Roma (RCG), se encontraron juntos los miembros de los Consejos Generales FMA y SDB. Era la primera vez después del Capítulo general de los Salesianos.

Fue un momento de fraternidad y de conocimiento recíproco en la vigilia de la celebración del 24º Capítulo general de las Hijas de María Auxiliadora. Y fue efectivamente una experiencia de familia, lo que se advirtió en muchos signos: desde la fiesta de la acogida y la Celebración de la Eucaristía con los dos Consejos unidos, hasta el tiempo de la cena conjunta, con los diversos saludos y dones intercambiados.

La Eucaristía, presidida por el Rector Mayor Don Ángel Fernández Artime, concelebrada por todos los Hermanos y animada por las Consejeras, ofrecida por el CG XXIV de las FMA, permitió expresar recíprocamente el gracias por el don de la comunión y de la fraternidad, características de la espiritualidad salesiana.

El Rector Mayor en la homilía invitó a reflexionar sobre el hecho de que toda la historia de la salvación se juega en la fe: “Todos los días vemos los frutos de vida de nuestras realidades, signo de que Dios obra milagros de salvación, de transformación y de conversión. La verdadera renovación del Instituto y de la Congregación depende de la fe y de nuestra conversión a la fe. Es la fe auténtica la que regenera nuestra misión con los jóvenes. “Señor, aumenta nuestra fe”! La Celebración del Capítulo será una experiencia de Espíritu Santo, y será nuestra fe la que nos haga repetir:”Señor, que se cumpla en mí todo lo que tú quieres”. Cuando dejamos a Dios ser Dios entonces vivimos en la fe, en la alegría y en la esperanza”.

Momentos cumbre de la tarde fueron la cena conjunta, la presentación recíproca, el canto a Madre Mazzarello, compuesto y seguido por don Gildásio Mendes Dos Santos, Consejero para la Comunicación Social, las “buenas noches” del Rector Mayor y sus expresiones de fraternidad hacia la Madre y el Instituto FMA que se está preparando para el Capítulo general. Dio también información sobre la preparación del “Museo Casa Don Bosco” de Turín, que será enriquecido con documentaciones significativas sobre todos los grupos de la Familia Salesiana y sobre cada uno de los Santos/as y Beatos/as que son el rostro más bello de la gran Familia Salesiana. La tarde concluyó con el  intercambio de los dones y las palabras de la Madre que agradeció el camino vivido en sinodalidad, augurando que pueda continuar como signo de comunión de la Congregación de los Salesianos de Don Bosco y del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, unidos por el mismo carisma, don para los jóvenes y las jóvenes de todo el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.