Roma (Italia). El lunes 12 de febrero de 2018, en la Sala Clementina del Vaticano, se han reunido con el Papa Francisco los participantes – mujeres, hombres, jóvenes, menos jóvenes y familias con niños – en la Jornada Mundial de Reflexión y plegaria contra la trata de personas. Han estado presentes también jóvenes que han recorrido los caminos dolorosos y violentos de la ruta del Mediterráneo y ahora viven en ámbitos de acogida, protección, promoción e integración.

Por el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora han participado cinco FMA y tres jóvenes: sr. Elena Rastello, referente del Ámbito para la Pastoral Juvenil y miembro del comité de coordinación UISG – Talitha Kum, sr. Gabriella Imperatore y sr. Celine Rajendran del Ámbito para la Comunicación social, sr. Cecilia Castro Gomes y sr. Rita Mascarenhas, por la experiencia de animación en las Redes contra la trata en Brasil y en la India; una chica y dos chicos estudiantes del Liceo “María Auxiliadora” de Roma, via Dalmazia.

La cuarta Jornada Mundial de Plegaria y Reflexión contra la Trata, que se celebró del pasado 8 de febrero, con ocasión de la memoria litúrgica de Santa Bakhita, puso luz a la relación “Trata y Migraciones”. El Papa respondió a algunas preguntas presentadas por los jóvenes. “¿Piensa usted que el silencio sobre los casos de trata se debe a la ignorancia del fenómeno?”

El Papa Francisco subrayó el hecho de que hay “mucha ignorancia. Pero a veces parece que hay también poca voluntad de comprender el alcance del problema, ya que toca de cerca nuestras conciencias…”

“Hay quienes, aún conociéndolo, no quieren hablar del problema porque se sitúa al final de la cadena del consumo, que utiliza “servicios” ofrecidos en la calle o por internet. Otros no quieren que esto se comente porque están implicados directamente en las organizaciones criminales que sacan de la trata pingües beneficios. Sí, hace falta coraje y honestidad – prosiguió el Papa – para ir al encuentro de las personas heridas por haber sido prostituidas, abusadas, vendidas, esclavizadas, y también cuando escogemos productos que podrían haber sido realizados a través de la explotación de otras personas.”

El Papa, afirmando que “no he perdido nunca la ocasión de denunciar abiertamente la trata como un crimen contra la humanidad”, lanzó una fuerte llamada a los jóvenes a sensibilizarse en relación a esta realidad, y contagiar a las comunidades un compromiso serio de que ningún ser humano sea víctima nunca más de la trata: “Vuestra voz, más entusiasta y espontánea, puede romper el silencio para denunciar las acciones nefandas de la trata y proponer soluciones concretas. Los adultos que estén prontos a escuchar pueden ser de gran ayuda.”

Los jóvenes pidieron al Papa dónde encontrar esperanza, y él respondió: “La esperanza, vosotros jóvenes, la podéis encontrar en Cristo, y a Él lo podéis encontrar también en las personas migrantes, que han huido de casa y permanecen atrapadas en las redes. No tengáis miedo de encontrarlos. Abrid vuestro corazón, hacedlos entrar, preparaos para cambiar. El encuentro con el otro lleva naturalmente a un cambio, pero no hay que tener miedo a este cambio. Será siempre para mejorar. Recordad las palabras del profeta Isaías: “Ensancha el espacio de tu tienda” (cfr. 54, 2) (….). Haceos promotores de iniciativas que vuestras parroquias puedan acoger. Ayudad a la Iglesia a crear espacios para compartir experiencias y para integrar fe y vida.”

El Papa Francisco manifestó una gran confianza en los jóvenes y los invitó a “construir paso a paso la propia identidad y tener un punto de referencia, un faro-guía. La Iglesia siempre ha querido estar al lado de las personas que sufren, sobre todo de los niños y de los jóvenes, protegiéndolos y promoviendo su desarrollo humano integral. Los menores son a menudo “invisibles”, expuestos a peligros y amenazas, solos y manipulables; queremos, aún en las realidades más precarias, ser vuestro faro de esperanza y apoyo, porque Dios está siempre con vosotros.”

A la pregunta: “Qué espacio se les dará en el Sínodo de los Jóvenes a las jóvenes y los jóvenes que proceden de las periferias de la marginación provocada por un modelo de desarrollo hoy día superado, que continúa produciendo degradación humana?¿Cómo lograr que estos chicos y chicas sean los protagonistas del cambio en la sociedad y en la Iglesia? El Papa Francisco dijo: “Deseo, para aquellos que son los testimonios reales de los riesgos de la trata en los propios Países de origen, que puedan encontrar en el Sínodo un lugar para expresarse a sí mismos, desde el cual reclamar la acción de la Iglesia. Por eso, mi gran deseo es que los jóvenes representantes de las “periferias” sean protagonistas de este Sínodo. Les auguro que puedan ver el Sínodo como un lugar para lanzar un mensaje a los gobiernos de los países de procedencia y de destino pidiendo protección y apoyo. Deseo que sea un mensaje global, para una movilización juvenil mundial, para construir juntos una casa común inclusiva y acogedora. Ojalá lleguen a ser ejemplo de esperanza para quien atraviesa el drama existencial del desaliento (—-) Mi esperanza es que el Sínodo sea también una oportunidad, para las Iglesias locales, de aprender a trabajar juntas y llegar a ser ‘ una red de salvación.”

En la conclusión, la invitación a la plegaria, citando a Santa Josefina Bakhita, gran Sudanesa, testimonio ejemplar de esperanza para las numerosas víctimas de la esclavitud: Que ella pueda hoy “sostener los esfuerzos de todos aquellos que se dedican a la lucha contra esta plaga en el cuerpo de la humanidad contemporánea, que es una plaga en la carne de Cristo.”

Una hora de diálogo y profunda sintonía entre el Papa Francisco y los participantes, jóvenes y adultos, que se concluyó con la característica foto de grupo, el saludo cordial y paterno del Papa a cada uno de los presentes, la ofrenda de los dones preparados por los jóvenes y por los acogidos por él. Un encuentro que interpela a todos, invita a encontrarse en adelante y orienta a la realización de gestos proféticos de fraternidad con todos los jóvenes.

Texto integral

Gabriella Imperatore

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.