Texas (Estados Unidos) La  epidemia del Coronavirus ha dado vida a modalidades creativas y a iniciativas para la evangelización, la instrucción y la formación en todas las Comunidades de la Inspectoría de los Estados Unidos Maria Inmaculada (SUO).

Profesores y catequistas han recogido el reto de adquirir familiaridad con las varias plataformas digitales y llevar así a las casas de los estudiantes lecciones online y “Buenos días” cotidianos, ejercicios de educación física y talleres de arte. Gracias a las video-conferencias entre profesores y padres y a la interacción entre estudiantes y profesores, los objetivos de aprendizaje podrán aún ser cumplidos en los tiempos previstos.

Durante la Semana Santa, las familias se han sorprendido por las iniciativas de plegaria, en particular por la celebración del Jueves Santo, con el lavatorio de los pies vivido en familia.  Ha llegado a ser viral en las redes sociales la imagen de una niña lavando los pies a su abuela.

En la mesa de la Escuela de la Comunidad N.S. del Pronto Socorro, en la zona más pobre de la Luisiana, han preparado cada día el desayuno y el almuerzo para distribuir a 460 niños que tienen dificultad para disponer de la comida cotidiana, por la pérdida del trabajo de los padres.

En la Sede Inspectorial de San Antonio (Texas), las FMA confeccionan mascarillas protectoras para regalar a las familias, acompañadas de cajas de huevos de chocolate, para que puedan alegrarse durante este tiempo pascual.

Las Visitas a las Comunidades de parte de la Inspectora SUO, sor Rosann Ruiz, continúan con los coloquios a través de la aplicación Face Time, las conferencias con Zoom y las recreaciones interactivas. La plataforma Zoom ha hecho posible además el Retiro de la Semana Santa para 26 hermanas en cuatro comunidades distintas.

Con la misma modalidad, también las FMA de votos temporales prosiguen con su formación mensual. En el mes de abril, el tema profundizado ha sido la castidad. Las junioras han reflexionado sobre el significado de la fidelidad y de la fecundidad para ser, según el mandato del Capítulo General 24º,  “Comunidades generativas de vida en el corazón de la contemporaneidad”. Al final, las Junioras han compartido algunas palabras, que son un compromiso para vivir bien el “aquí y ahora” en medio de esta crisis mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.