Roma (Italia). El 22 de septiembre de 2021 se celebra la memoria litúrgica de las Beatas sor Carmen Moreno y sor Amparo Carbonell, mártires de la guerra civil que estalló en España el 18 de julio de 1936 y llevó a la persecución religiosa y a la muerte a numerosos obispos, sacerdotes, religiosos y laicos, entre los cuales 95 miembros de la Familia Salesiana: 39 sacerdotes, 22 clérigos, 24 coadjutores, dos Hijas de María Auxiliadora, tres Salesianos Cooperadores, una asociada de ADMA, tres aspirantes salesianos y un colaborador laico, que dieron la vida por la fe en Cristo entre julio del 1936 y abril del 1938.

Las vidas de sor Carmen Moreno y de sor Amparo Carbonell se entrelazan en la Casa-Colegio de Barcelona Sarrià en aquel gesto supremo de caridad fraterna y de don para la vida de los otros tenido el 6 de septiembre de 1936, en el hipódromo de Barcelona, cuando las dos FMA fueron fusiladas.

La Beata sor Carmen Moreno Benítez nació en Villamartín, provincia de Cádiz, el 24 de agosto de 1885. De familia profundamente cristiana, junto a la hermana mayor Paz, fue atraída por la vida de las FMA conocidas en Sevilla, durante los años vividos en el Colegio, y manifestó el deseo de entrar a formar parte del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora.

Son innumerables los testimonios de la eficacia de su obra didáctica y de la fecundidad de su apostolado con los Profesores y los estudiantes residentes en el Colegio de Sevilla. Todos la recuerdan como una hermana alegre, cordial, discreta, gentil, con una exquisita educación, sólida en la oración y de ejemplar espíritu de sacrificio.

En el cargo de Directora de la Casa de Valverde del Camino, Huelva, se distinguió por el espíritu de discernimiento, que le permitió conocer y valorizar la santidad de una religiosa humilde y singular de la Comunidad, sor Eusebia Palomino, beatificada por el Papa Juan Pablo II el 25 de abril de 2004, y de la cual se cuidó hasta la muerte.

Durante su enfermedad, escribió cuanto le confiaba respecto a la obra que Dios estaba cumpliendo en su alma, escritos que fueron de notable valor para el proceso de beatificación de sor Eusebia. Además, sor Carmen, durante la persecución religiosa que atacó a las Hijas de María Auxiliadora de Valverde del Camino en mayo de 1931, dio testimonio de serenidad y de gran presencia de ánimo.

Terminada su misión en Valverde, en el otoño del 1935, fue nuevamente nombrada, en Barcelona,  Vicaria Inspectorial.

 La Beata sor Amparo Carbonell Muñoz, nació en Alboraya, Valencia, el 8 de octubre de 1893 en una familia de agricultores de modesta condición, pero rica en valores cristianos transmitidos a los numerosos hijos.

En Valencia, donde iba a vender los productos de la finca de sus padres, Amparo solía frecuentar la capilla del Colegio de las FMA, y así nació en ella el deseo de consagrarse al Señor en el Instituto FMA, deseo no fácil de realizar por la oposición de la familia y de las hermanas, por la falta de estudios.

El 31 de enero de 1921, a la edad de 27 años, hizo finalmente el ingreso como Postulante en la Casa de Formación de Barcelona- Sarriá, donde se distinguió por la modestia, la sencillez y la generosa dedicación a todos los tipos de trabajo, especialmente la cocina y el cuidado del huerto y del jardín.

En julio de 1936, al comienzo de la guerra civil, sor Carmen y sor Amparo están ambas en Comunidad en la Casa-Colegio de Barcelona Sarriá, donde se reunieron 54 FMA y 12 Novicias salesianas, de todas las Comunidades de España, para participar en los Ejercicios Espirituales anuales.

El 21 de julio la Casa de las hermanas fue secuestrada por los militares, por lo que las hermanas y las novicias que tenían parientes en Barcelona o alrededores se fueron con ellos, mientras que otras se hospedaron en una granja adyacente al Colegio.

Sor Carmen Moreno se queda para gestionar los permisos y documentos para la salida de las hermanas, que se embarcan con dirección a Italia, a excepción de sor Amparo Carbonell, que junto a ella se ofrece para quedarse a asistir a una FMA recién operada y recuperada en una clínica, aunque conocen el peligro a que se exponen.

El 1º de septiembre son recogidas por una patrulla militar e interrogadas por un tribunal popular. No renegando de la propia fe, sor Carmen y sor Amparo son condenadas a muerte, mientras que la otra hermana es liberada.

El 6 de septiembre de 2021 se cumple el 85°aniversario de su dies natalis (1936). El 11 de marzo de 2001 son beatificadas por Juan Pablo II con otros 231 Mártires de España entre los cuales José de Calasanz Marqués y 31 compañeros.

Fuente: Salesianas.org

Además de las intenciones de la Iglesia universal, se pueden confiar a la mediación de sor Carmen y sor Amparo también las intenciones locales y personales, para promover su Causa de Canonización. Un milagro documentado podrá abrir a ambas el sendero hacia la gloria de los Santos, oficialmente aprobados por la Iglesia.

PREGHIERA

Padre de infinita ternura, te damos gracias porque has sostenido

hasta el testimonio supremo de la fe y de la caridad fraterna

a sor Carmen Moreno y sor Amparo Carbonell,

que sacrificaron su vida por amor.

Concédenos también a nosotros, por su ejemplo,

responder generosamente a tu llamada

con una fe coherente en las pruebas de la vida

y con el don de nosotras mismas por amor y con alegría.

Si ésta es tu voluntad,

concédenos por su intercesión

la gracia que te pedimos…………

Por Cristo tu Hijo y nuestro Señor,

Amén

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.