Mensaje por la fiesta de María Auxiliadora

Mensaje por la fiesta de María Auxiliadora

Queridas Hermanas:

Al regresar a casa, después de mi visita a Irlanda, encuentro numerosos mensajes con los que habéis querido llegar a mí para expresar las felicitaciones con ocasión de la celebración litúrgica de Santa María Dominica Mazzarello y de María Auxiliadora.
He celebrado la fiesta de nuestra Cofundadora en Irlanda, gozando del afecto de las Hermanas y de las/los jóvenes de los que ellas se cuidan en el servicio educativo y promocional.
María Dominica, la joven que Don Pestarino había presentado a Don Bosco, como mujer ardiente, sencilla, sincera goza también hoy de mucha simpatía por estas sus dotes características. Se encuentra bien en nuestras comunidades y en medio de las jóvenes generaciones y da las gracias a todas las Hermanas que se comprometen a reproducir el ambiente mornesino de los orígenes.
Tal compromiso es dinámico y eficaz cuando no dejamos apagar el fuego del amor de Dios, cuando estamos atentas a crear un ambiente en el que María Auxiliadora habite en nuestra comunidad, se pasee por nuestra casa, nos guíe para encontrar a Jesús y darlo a conocer a otros.

En la carta de la convocatoria para el CG XXII nos preguntábamos: “¿Quién más que María puede ayudarnos, en esta hora de la historia, ‘para orientar con decisión nuestra vida a Cristo' (C 79) para que sea signo y expresión del amor preventivo de Dios? Su misión de Auxiliadora nos acompaña en el compromiso de recorrer los caminos del Espíritu y de colaborar a engendrar vida en el corazón de las jóvenes y de los jóvenes que se nos confían”.

La fiesta de María Auxiliadora cae este año en la vigilia de la solemnidad del Corpus Christi. Madre del Amor, María nos guía a encontrar la fuente del Amor: a reconocer y a amar a Jesús, que ha querido quedarse con nosotros para siempre en la Eucaristía , el Signo más grande del amor y de la fidelidad de Dios.
Don Bosco y María Dominica nos ayuden a ser monumento vivo de agradecimiento a María Auxiliadora, donde cada piedra está alisada por la dulzura del amor que se hace servicio para la vida de muchos jóvenes.

A María Auxiliadora, en la basílica a Ella dedicada y ahora ya completamente restaurada, confiamos intenciones por nuestra Familia religiosa que se ha enriquecido con nuevas FMA y que se dispone a celebrar el Capítulo General XXII, por la Familia Salesiana y las comunidades educativas, por nuestros seres queridos y por las familias de los jóvenes, por el mundo entero. Le confiamos en particular a China, según la petición de Benedicto XVI. Gracias porque sé que la oración de confianza por China, en unión con los católicos de todo el mundo, concluye una novena de oraciones marcada por las intenciones propuestas por el Rector Mayor a toda la Familia de Don Bosco.

En este mes rico de fiestas salesianas celebramos también la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús.
La fiesta de la Visitación concluye el mes de mayo; muchos motivos para vivir en el Amor, para responder con generosidad a su llamada en lo cotidiano, para a su vez darlo con solicitud y esperanza en las situaciones inéditas de hoy.

Roma, 24 de mayo de 2008

S. Antonia Colombo

Para guardar el audio clic el botón derecho

Galería de imágenes

Escribir un comentario
No hay comentarios a esta entradam.
Sé el primero en comentar!

OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.