Sor Marija Peče

  Sor Marija Pece
  Consejera Visitadora

Sor María Peče, comúnmente llamada sor Mira, proviene de la inspectoría  Eslovena-Croata (SLC). Nació en Eslovenia en 1958 y entró en el Instituto en 1977.
Vivió el primer año de noviciado en Bled (Eslovenia), el segundo en Castelgandolfo (Italia).

Después de la primera profesión, en 1981, estuvo dos años  en Conegliano Véneto (Italia), donde trabajó en el oratorio- centro juvenil, enseñó la religión en la escuela donde había vivido una rica experiencia de vida comunitaria  junto con más de 70  hermanas de todas las edades. De 1983 a 1988, estudió en Roma en la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación  Auxilium, donde obtuvo la licenciatura en Ciencias de la Educación, en Psicología.

 De regreso a su tierra en 1988, fue asistente de las aspirantes y postulantes, enseñó  psicología en el Liceo clásico salesiano y coordinadora del equipo inspectorial. Sucesivamente fue animadora de  comunidad y Consejera inspectorial. Durante 1999 -2005, fue Inspectora de la Inspectoría Eslovena-Croata Santa María de Brezje. Formó parte de las comisiones en el ámbito provincial de la Conferencia de los religiosos/as KORUS, de la que fue también Decana en el último año de su servicio como Inspectora. En la diócesis  fue miembro del Consejo pastoral.

En 2006 participó en el primer grupo del Proyecto Jerusalén y sucesivamente animó diversos cursos de  ejercicios espirituales, mientras era vicaria de la comunidad del Sacro Cuore de Bled y directora de la naciente obra “Dominika”- para la educación preventiva.
El 28 de octubre de2008, durante la semana de  elecciones  del nuevo Consejo general (CG XXII) recibió la llamada telefónica de la Mare Yvonne  que le comunicó el nombramiento  de Consejera  Visitadora por la Asamblea capitular. Un cargo que aceptó con disponibilidad y con fe  en “Aquel que nos ama y nos manda”.

Durante el sexenio ha visitado  las Inspectorías BOL, VEN, CSM, PAR, ARO, ABB, ABA, CIL, ITV. Ha sido nombrada por la Madre referente para la Conferencia  Interinspectorial CICSAL. En sus visitas ha experimentado con fuerza la bondad y la fidelidad del Señor, como también de María, su Madre y Maestra. Ha descubierto y admirado aún más la belleza y la fuerza del carisma, vivo y significativo en muchas realidades de este mundo,  pero  sobre  todo  amado y vivido en las hermanas, en las y los jóvenes y en los muchísimos laicos.

La asamblea capitular del CG XXIII le ha pedido continuar su servicio por otros seis años. Sor Mira, al dar su respuesta afirmativa a la invitación de la Madre, afirmó: «Creo en el Espíritu Santo, creo que actúa en la historia, en la Iglesia, en el Instituto, creo que podrá servirse de mí, su pobre instrumento. Me acojo a María para ser una buena discípula del Espíritu Santo y con esta certeza acepto».


OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.