Madre Rosetta Marchese (1981-1984)

Madre Rosetta Marchese

Immagine di Madre Rosetta Marchese   Su período de gobierno coincide con la conclusión de la larga y laboriosa reelaboración del texto de las Constituciones renovadas y con la aprobación definitiva por parte de la Congregación de Religiosos y de los Institutos seculares (1982).
Le sigue el período de la inmediata aplicación del texto constitucional que fue vivido en un clima de fuerte espiritualidad y con sentido eclesial alimentado por sucesos extraordinarios para la historia de la Iglesia y del Instituto: el 13 de mayo 1981 se asiste al atentado a Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro, ese mismo año se cierra el centenario de la muerte de Madre Mazzarello con la histórica audiencia concedida por Juan Pablo II a las Capitulares.

Del 24 de mayo de 1982 al 8 de marzo de 1984 el Instituto entero se solidariza en la oración y el ofrecimiento por la salud de la Madre, gravemente enferma.

El programa de gobierno de Madre Rosetta era la trasmisión del Capítulo General XVII y la aplicación práctica del texto constitucional. Tenía proyectado un amplio plano de visitas a las inspectorías, pero sólo pudo efectuar la visita a la comunidad Auxilium, constituida en 1982 como comunidad dependiente de la Superiora general. Se ocupó especialmente de la formación de las directoras y siguió con un interés especial los cursos para neo-inspectoras y maestras de novicias.

Continuó animando la expansión misionera del Instituto sobre todo hacia África y la Isla de Samoa.

Una notable sintonía con Madre Mazzarello llevó a Madre Rosetta a señalar a la Cofundadora, a cien años de su muerte, como el modelo hacia donde mirar para renovar el compromiso de santidad en el carisma propio del Instituto. En una circular escribió: “Partiendo de Madre Ersilia, a Madre Ángela, a Madre Linda, a Madre Vaschetti, a Madre Daguero, a lo largo de una huella luminosa de santidad salesiana, encontrémonos todas en Madre Mazzarello y emprendamos con ella el camino. La meta es única: Llegar al Cielo con todos lo jóvenes por los cuales hemos dado y consumado la existencia”.

OK Su questo sito NON utilizziamo cookie di profilazione, ma solo cookie tecnici e/o per il monitoraggio degli accessi. Se vuoi saperne di più clicca qui. Cliccando sul pulsante OK presti il consenso all'uso di tutti i cookie.