Somos 4 Hnas de la Cdad de Salto, Uruguay y hemos compartido en varios encuentros el trabajo sobre la FE propuesto para la fiesta de la Gratitud.
Coincidimos que todas hemos vivido en un hogar con profundas raíces cristianas, donde desde muy pequeñas hemos sentido a Dios muy cerca, donde las oraciones, el Rosario, la Eucaristía dominical o diaria eran el alimento que nos llenaba de alegría el corazón. El ejemplo de los padres, la madre o la abuela incidieron profundamente en nosotras, hasta llegar a descubrir un llamado, al que respondimos con gran alegría y fortaleza. Esta es la semilla de la fe sembrada AYER. Encontramos retos para vivir HOY, esta fe tanto en Cdad como en la Misión: El desafío de poder transmitir la enseñanza de la catequesis, con la problemática de hoy, en una familia desintegrada, sin fe, y un país laicista.
El gran desafío de enamorarnos de Jesús y poderlo transmitir a Hnas, y destinatarios de la Misión con pasión evangelizadora. Los nuevos caminos de Evangelización para el MAÑANA como nos pide Aparecida,dar a conocer más a Jesús, su vida, su obra, su persona, como centro de la catequesisi y de la vida. También involucrar más a las familias,para hacerlas crecer más en la fe e inserirse en la vida de la Iglesia. H.Cecilia Vanegas,H.Francesca Chiesa, H,Juanita Borsoni y H.Norna Lapaz

--------------------------------------------------------------------------------------

PREPARACIÓN PARA EL DÍA DEL GRACIAS A NUESTRA QUERIDA MADRE YVONNE.

Nuestra comunidad de la Casa “Madre Promis” de Las Piedras, Uruguay, integrada por 14 Hermanas, (Casa de Hermanas ancianas y enfermas de nuestra Provincia), vive con particular alegría la preparación a la Fiesta del Gracias a nuestra querida Madre Yvonne.
Al profundizar el don de la Fe, como propuesta en esta preparación,  surge en cada una de las Hermanas, un sentimiento unánime de agradecimiento a Dios, al constatar que este don,  fue vivido desde la cuna de nuestras cristianas familias. Imborrables son los recuerdos de los momentos de oración en familia, impregnados de alegría y fe sencilla: santo rosario diario en familia, oración al acostarse y al levantarse, Eucaristía dominical, el cuidado de los sacramentos y los oportunos consejos…  ¡Fe, en todo!
 Y en nuestro compartir comunitario, afloran también anécdotas de la niñez, que pintan inocentes escenas de imitaciones a los mayores. Nos cuenta la Hna.Alejandra Chemello que cuando era muy pequeña oía que su mamá, cuando rezaba en el dormitorio, hacía un “seseo” a media voz y aunque no entendía lo que decía, estaba segura que estaba rezando, por eso, quiso imitarla. Un día, Alejandra, se dispuso a rezar y en postura de oración, trataba de repetir  el “seseo” de su mamá. Cuando su mamá la vio, sorprendida le preguntó qué estaba haciendo y ella le contestó feliz: “¡Estoy rezando como tú!”…..
Ciertamente que los ejemplo de nuestros mayores han afianzado los cimientos de nuestra fe y en cierta manera han sido la puerta por la que Dios, providencialmente ha entrado en nuestra vida, iniciando nuestro proceso de fe.
Al mirar el ayer,  nos sentimos agradecidas y felices por este don recibido en el Bautismo y madurado en nuestra familia y luego, en la entrega generosa de nuestra misión salesiana.
Hoy, que los años y la enfermedad han disminuido nuestras fuerzas físicas, reavivamos cada día nuestro espíritu, con la fuerza que surge de la experiencia del Encuentro personal con Cristo: en su Eucaristía, en la Oración constante, en el Diálogo sincero y confiado con Él, para entrar en su Voluntad, con Fe y Amor.
Y como compromiso comunitario, hacemos nuestras, estas ricas expresiones de nuestro Papa Francisco: “La fe nace con la escucha y se fortalece con el anuncio”. “Quien nos escucha y nos ve, debe poder leer en nuestros actos, eso mismo que escucha en nuestros labios y dar gloria Dios”
Con ello, queremos ser signos, especialmente para nuestras jóvenes y en particular, para aquellas, que el Señor quiera llamar.

Ésta es la ofrenda, que con amor filial y agradecido, ofrecemos a nuestra querida Madre Ivonne, en su Día del Gracias.

- Madre Yvonne, la distancia nos es ausencia. Estamos contigo. ¡Feliz Fiesta!

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Querida Madre:

feliz fiesta!!!! en ti saludamos a cada Hija de María Auxiliadora y nos unimos al Gracias coral que desde cada lugar del mundo elevamos junto a nuestras comunidades educativas.

Al ir trabajando, hemos disfrutado tantas semillas de FE, sembradas por cada una de nuestras familias, por algunas personas significativas en nuestra historia, tanto de laicos como de hermanas y sacerdotes, que nos han ido acompañando.

Hemos sentido fuerte el desafío, de enraizarnos cada vez más en el Señor, para ser de nuestra casa una casa del amor de Dios, que tenga algo que decirle a los jovenes y a todo aquel que llega..
Visualizando las dificultades para vivir esto, hemos asumido el desafío de "clarificar vez a vez las cosas, con una actitud de humildad", porque estamos convencidas que solo dando pasos en la fraternidad podremos ser signos del amor de Dios a los otros.

La misión es rica y variada, hacer hacemos mucho, pero los jóvenes tienen sed de algo más....y es el del Señor. Que juntas podamos seguir caminando hacia ellos.

Nos sentimos llamadas a seguir custodiando los sueños de tantos jóvenes, en esta tierra que es "tierra sagrada" de las hermanas de la primera hora, las que llegaron con el ansia misionera de regalar la fe a mano llena y a la que MAdre Mazzarello le escribió y tu visitaste.

Gracias Madre por animarnos a crecer en lo esencial.
Con cariño tus hermanas de la Comunidad de Las Piedras: Carmen, Teresita, Susana, Marisa Maria y Laura