INSPECTORÍA “VIRGEN DEL CAMINO” - SLE
COMUNIDAD – CASA INSPECTORIAL DE LEÓN – ESPAÑA

1º La semilla de la fe sembrada en tu terreno – ayer:
- Se valora la vivencia religiosa recibida en la familia, colegio, parroquia desde la infancia marcando una fuerte huella, y que en las siguientes etapas de la vida, está dando fruto en la misión que cada hermana de la comunidad está desempeñando.
- El proceso de FE ha ido madurando a través de las mediaciones y de la buena disposición a dejarnos llenar para luego transmitir, sobre todo, con nuestro testimonio de vida.
2º Retos para vivir la fe en comunidad y en la misión – hoy
• En comunidad
- Asumir las diferencias como oportunidad de enriquecimiento personal y comunitario
- Compartiendo con más frecuencia la experiencia de vida a nivel humano y espiritual
- Descubrir a Dios en lo cotidiano como lugar privilegiado donde Dios se hace presente
• En la misión
- Alimentar una fe que ilumine y ayude a la respuesta vocacional
- Una fe que sepa reconocer la sabiduría de la debilidad y la pobreza
- Renovar nuestra fe que nos haga ser peregrinas hacia el futuro.
- Ayudar a los jóvenes a la interiorización
- Creando comunidades cristianas para compartir la FE
- Ayudar a los educadores/profesores en un mayor conocimiento y vivencia del carisma y relación Educativa de Don Bosco y Madre Mazzarello.
- Presencia y acogida entre los jóvenes y niños que frecuentan nuestra casa

3º Los nuevos caminos de evangelización - mañana
- Nuestra presencia en medio de la gente, del pueblo, en las parroquias, con los jóvenes
- Dar a conocer a Jesús en toda ocasión con nuestra palabra y ejemplo
- Ayudar a los jóvenes a encontrar el sentido de su vida
- Nuestro testimonio de pobreza y entrega gozosa, sobre todo con los más desfavorecidos

--------------------------------------------------------------------------------------------

FE
Ayer:
Nuestra familia con raíces cristianas nos llevó a la fe. Aprendimos de ellos a confiar en el Señor, ponernos en sus manos y cumplir su voluntad.
En nuestros años de Vida Religiosa la hemos alimentado en la vivencia diaria de la Eucaristía en la meditación de la Palabra de Dios, en la Liturgia de las Horas, en la oración personal y comunitaria. En la entrega a la misión, en el descubrir a Dios presente en la Historia y en los acontecimientos. En el cumplimiento de nuestros votos y Constituciones.
Hoy:
Seguimos descubriendo la presencia de Dios y su providencia en nuestras vidas, en la comunidad y en nuestros destinatarios niños, jóvenes, adultos.
Los retos para vivir nuestra fe son: el cambio constatado en la sociedad, las nuevas formas de actuar de la juventud, sus nuevos valores; la novedad tecnológica y la pedagogía para llegar a los jóvenes y transmitirles los valores evangélicos.
Mañana:
Nuevos caminos: Pedir al Señor que aumente nuestra fe y sepamos transmitirla con sencillez y audacia. Intensificar la presencia entre los jóvenes y tratar de anunciar a Jesús en los ambientes en que vivimos.
Las Hermanas de la Comunidad de Vallecas
------------------------------------------------------------------------------------------

COMUNIDAD DE VIGO - ESPAÑA
En comunidad compartimos nuestra fe: Semillas, desafíos y retos
JUNTAS EN LA FE HACIA LA PLENITUD DE LA VIDA

* Ayer: La semilla de la Fe sembrada hace tiempo en tu terreno…
* Hoy: Los retos que encuentras para vivir la fe tanto en comunidad como en la misión…
* Mañana: Los Nuevos Caminos de evangelización…
En una celebración gozosa de nuestro bautismo compartimos nuestro camino de fe a lo largo de nuestra vida.
Coincidíamos en dar gracias a Dios porque la semilla de la fe fue sembrada en el surco de nuestra vida con cariño y abundantemente y fue cuidada después por nuestros padres, en los primeros años de escuela y en la parroquia. Nos ayudaron a amar los sacramentos, vivir en la presencia de Jesús, entusiasmarnos con todo lo religioso… Y ya en la Congregación, a través de todos los medios de formación ¡que han sido muchos! También nos ha ayudado mucho en el día a día el cuidado de la oración y el empeño personal en la preparación para las distintas responsabilidades, y el poner empeño en el crecimiento personal.
Descubrimos con gozo que en esos primeros cuidados estaba ya el germen de nuestra vocación religiosa, con tantos detalles que hablaban del bien y la belleza. Con una atracción especial por Dios.
El Señor ha ido poniendo en nuestro camino personas que han alimentado nuestra fe y nos han ayudado a seguir creciendo en ella.
Alguna dice ser sostenida y ayuda por aquello que Pablo dice: “seguridad de lo que se cree y prueba de lo que no se ve”, el testimonio de Abraham y el de tantas hermanas y hermanos que nos han precedido…
La realidad actual nos desafía constantemente, nos exige esfuerzos continuos y vigilancia constante “para dar razón de nuestra fe”, aun cuando no nos la pidan. Somos conscientes de la ayuda que recibimos de la comunidad y, en general de la Congregación que tanto se cuida de nosotras.
En cuanto al futuro, no nos inquieta demasiado: Dios está en él y Él guía la historia. Nos fiamos de su Palabra. Su fuerza no nos faltará.
El reto principal es vivir con coherencia nuestra fe, poder ayudar a otros, niños, jóvenes y educadores especialmente a descubrir este camino, con un lenguaje que entiendan, alentar, y ayudar a que se comprometan con la fe. Vivir con esperanza y alegría, no acomodarnos a lo fácil, buscar caminos nuevos y abrirnos a la novedad de Dios para poder transmitir la fe que hemos recibido y que queremos seguir viviendo.

--------------------------------------------------------------------------------------------

Inspectoría “Virgen del Camino” (España)

Desde la Comunidad de Salamanca os hacemos llegar nuestra reflexión:

1.- La semilla de la Fe sembrada hace tiempo… (Ayer)

- La fe de nuestros padres, abuelos y de la familia en general.

- La fe vivida en el Colegio, Parroquia, catequistas…

- En los pueblos era muy significativa la figura del párroco, maestro.

- El ambiente social que reinaba influía en la vida de Fe en todos.

- Todos ellos han sido testigos muy importantes a lo largo de la vida en la vivencia de la fe.

2.- Los retos que encuentras para vivir la fe tanto en la comunidad como en la misión (Hoy)

- Ser coherentes y valientes como personas creyentes con nuestra vida en un mundo descristianizado.

- Ser “testimonios” viviendo la Palabra para poder comunicarla.

- Ver a través de la fe la voluntad de Dios en los acontecimientos de cada día.

- Vivir libremente la misión, sin dejarse llevar por la actitud de los demás.

- Mantenerse fiel a la opción de vida a la que hemos sido llamadas.

3.- Los nuevos caminos de Evangelización (Mañana)

- Mirar el mañana con esperanza. La oración todo lo puede.

- A una nueva sociedad tecnificada, utilizar las redes sociales como medios de evangelización.

- La misión fundamentada en la oración.

- Recuperar el espíritu de familia como medio de evangelización en la comunidad.

- Evangelización de la familia: Valorar la vida natural, la vida de fe y el compromiso de los padres en el acompañamiento de los hijos en el camino de la fe.

- Atención al joven de hoy en sus aspiraciones y necesidades.

-------------------------------------------------------------------------------------------

Inspectoría “Virgen del Camino” SLE- España

  Ayer  La semilla fue sembrada y creció en  ambiente sereno de familia donde
          se vivían los valores del Evangelio de forma sencilla, continuada y fue
           reforzada por el ambiente educativo religioso que cada una de nosotras
           frecuentó.

Hoy  De forma mucho más consciente, sentimos que la Comunidad facilita, 
        enriquece y ayuda el crecimiento y la multiplicación de la semilla.
        La Misión vivida con ilusión y corresponsabilidad, es fuente de entrega y
        de gran alegría.

Mañana La secularización del ambiente nos impulsa a la evangelización y nos
        anima a dar lo mejor de nosotras mismas, a la vez que presentamos los
        valores para ser testigos creíbles del anuncio del Reino.