Comunidad Mare de Déu de la Soledat.
Sant Andreu. Barcelona (SBA)

En nuestra comunidad hemos estado reflexionando sobre lo propuesto en la carta de la Fiesta de la Madre General.
Ayer- Durante este año de la fe, en varias ocasiones,  hemos dialogado sobre este tema. Todas compartimos lo importante que ha sido en nuestras vidas la semilla de la fe recibida en nuestras familias, ambientes de parroquia, escuelas salesianas … y como lo hemos vivido gracias a personas que han sido testimonio de su vida de fe.
Hoy- Uno de los retos hoy es buscar esas maneras de presentar el evangelio de Jesús, ya que vemos que en las familias se vive cada vez menos ese ambiente de fe. La gente busca también nuevas maneras de dar sentido a su vida y muchos viven esta práctica religiosa luchando por la justicia, la solidaridad, realizando acciones de voluntariado …
Mañana- Nuestra centralidad en Cristo y la radicalidad de nuestro testimonio vivido con esperanza y alegría nos ayudan a vivir cada día y a estar entre la gente como levadura en la masa.

-------------------------------------------------------------------------------------------

APORTACIONES DE LA COMUNIDAD Mª DEL MAGNIFICAT –ZARAGOZA- (SBA) A LA REFLEXION COMPARTIDA CON MOTIVO DE LA GRATITUD A MADRE GENERAL ABRIL 2013

La semilla sembrada en tu terrero: AYER
La semilla de Fe sembrada en nuestra INFANCIA germina fundamentalmente gracias al ejemplo y enseñanza recibidos de nuestros padres, de nuestra familia. Crecimos rodeadas de un ambiente donde la fe era algo natural: la Escuela, la Parroquia, la naturaleza, el sentido universal de Iglesia…en todo la Presencia de Dios era real, cercana, viva y natural.
En la ADOLESCENCIA Y JUVENTUD, la fe se confirma al contacto con otros jóvenes (Pascua Joven, Montañeras de Sta Mª), al conocer a las salesianas, en la etapa inicial de Formación (Aspirantado): el testimonio de la comunidad religiosa y el ambiente fueron fundamentales.

Los retos que encuentras para vivir la fe en comunidad y en la misión: HOY
Revitalizar el Carisma como responsabilidad personal y comunitaria: espíritu de familia, acogida, sencillez.
Fomentar la comunicación, el diálogo, superar cierto activismo (nuestra entrega sea serena), compartir la fe, ser comunidad creíble (vivir con esperanza y alegría al estilo de D.Bosco y M. Mazzarello)

Los nuevos caminos de evangelización: MAÑANA
Nuestro testimonio personal y comunitario, fruto de una vida centrada en Cristo, su Palabra, sus actitudes.
Formación que nos abra a una mentalidad flexible, universal, responsable.
Formación de los seglares y el acompañamiento de los mismos.
Buscando caminos de realizar aquí y ahora (en nuestra realidad) el binomio “Evangelizar educando, Educar evangelizando”.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

A. Pequeña síntesis de la reflexión comunitaria sobre nuestra vida de fe:

• Respecto del ayer, compartimos la experiencia de la vida cristiana vivida en familia y a lo largo de la vida, tantos acontecimientos y personas que nos han ayudado a ir haciéndola crecer: sentimiento de gratitud desde la Fe
• Respecto al hoy y al mañana:
- La fe es un don:
 pedir que podamos vivirla con sencillez
 cultivarla, porque si no, se pierde
- La Fe es un misterio que se experimenta y se relaciona con la fidelidad. El misterio es la llamada y lo nuestro es la respuesta a esa llamada: respondemos con todo lo que somos y tenemos.
- Es vivir el Evangelio. Ser personas de Evangelio viviendo como Jesucristo.
- Vivir la vida de cada día con sinceridad y confianza. Creer en Dios y verlo en las hermanas.
- Vivir “con la mirada fija en Jesús” y con una entrega, en plenitud, al bien de los hermanos y hermanas. Esto sería dar testimonio concreto de Jesús.

B. Felicidades de todo corazón, Madre. Que Jesús y María la colmen de sus bendiciones y le concedan lo que más anhela su corazón. Siéntanos muy cerca: lo estamos con la oración y el cariño.

Inspectoría Nuestra Señora del Pilar – SBA - Comunidad Santa Dorotea - Barcelona