“Redescubrir, cultivar y testimoniar y celebrar el Don de la fe para que la mente y los corazones de muchos se abran a la vida verdadera “

AYER:”la semilla de la fe sembrada hace tiempo en tu terreno:
Como comunidad hemos podido recordar e interiorizar la semilla de nuestra fe en:
• El seno de nuestras familias cristianas y piadosas.
• El encuentro con los sacramentos
• El testimonio de las personas que nos prepararon y acompañaron a los sacramentos
• La formación recibida en el colegio y vida religiosa..
• En la participación desde pequeña en las: Novena, Mes de María, Misiones, oración de familias en nuestros hogares.
• En el acompañamiento de nuestros educadores, especialmente de las hermanas.

HOY: Los desafíos que encuentras para vivir la fe tanto en comunidad como en la misión…
Los desafíos para vivir la fe en comunidad como en la misión son:
• La certeza y reconocimiento de un Dios que habita en cada persona
• Vivir en una continua conversión.
• Saber reconocer a Dios en los acontecimientos diarios.
• Saber acrecentar la fe en los Sacramentos.
• Hacer presente a un Dios Misericordioso y presente en cada persona
• En la experiencia de la fraternidad en la acogida, respeto, valorización.
• Como crear una adhesión personal a Jesucristo para que no sea algo impuesto.
• Vivir desde los criterios evangélicos frente al individualismo, indiferencia religiosa, relativismo.

MAÑANA: Los Nuevos Caminos de evangelización…
En lo compartido sobre los nuevos caminos de evangelización hemos concluido lo siguiente:
• El compromiso y testimonio personal de un Dios Creador y Padre
• En la búsqueda continua de vivir según los criterios del evangelio.
• Con la Solidaridad, la ciudadanía activa, del respeto a la vida, la paz
• En la conciencia de cuidar lo que Dios nos ha regalado, el planeta, la ecología
• Presentar a un Dios Vivo presente en la Historia que es experiencia de esperanza, alegría, misericordia
• La Inculturación de Dios en la Historia; a través del respeto por la cultura,
---Puerto Natales

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NUESTRO GRACIAS SE HACE ORACION Y OFRECIMIENTO POR LA VIDA DE MADRE IVONNE (comunidad villa Mornes)

AYER. La semilla de la FE fue sembrada en nuestro terreno: _ Por nuestros padres: Al nacer ya nos hicieron la señal de la cruz y agradecieron a Dios por nuestra vida.
Oficialmente: En el Bautismo
Mas tarde en 1ª Comunión- confesión y confirmación

HOY en la comunidad: La mayor parte del tiempo nos ayuda…en algún momento hace dudar pero orando se nos aclara el horizonte

Mañana: Caminos Renovados en la Fe para que sean siempre nuevos:
a) Porque brotan mas del corazón que de la cabeza
b) Aceptar mis males físicos (mentales)
c) acoger y comprender a mis hermanas con amor porque viven lo mismo que yo
Nuevos caminos de Evangelización
Ofrecemos nuestra vida diaria por la salvación de los jóvenes, acompañamos con nuestra oración a nuestras hermanas que estan directamente con ellos

----------------------------------------------------------------------------------------------------

Comunidad María Auxiliadora – Puerto Montt (Chile)
Gracias Señor por el don de la Fe recibida a través de nuestras familias. Hoy nos sentimos desafiadas a renovarla cotidianamente.
Gracias por Don Bosco y Madre Mazzarello, nuestros fundadores, quienes suscitaron el carisma Salesiano y hoy nos invitan a ser fieles testigos de este don en las comunidades educativas.
Gracias a Dios por nuestra Madre General Yvonne Reungoat, porque ella nutre nuestra vida, nuestra fe y nuestro espíritu a través de cada carta circular que nos regala mes a mes.
Nuestro gracias se hace extensivo a través de la vida de cada uno de los jóvenes de nuestra sociedad, ellos participan con gestos concretos de esta fiesta cargada de alegría y gozo por nuestra madre general.
¡GRACIAS MADRE YVONNE!

--------------------------------------------------------------------------------------------------

Comunidad San Miguel
Inspectoría San Gabriel Arcángel. (CIL)

Te alabamos, Dios nuestro y te damos gracias por el don de la fe que nos has regalado en el Bautismo, que nos hace tus hijos/as.

Te damos gracias por Madre Yvonne, que nos anima a dejarnos interpelar por la Palabra de Dios.

Te damos gracias, junto a miembros de la Comunidad Educativa por la posibilidad de compartir nuestra fe reconociendo los dones que hemos recibido y nuestro compromiso para realizar la misión anunciando el Evangelio a los/las jóvenes.

-----------------------------------------------------------------------------------------

FIESTA DE LA GRATITUD MADRE IVONNE RENGOUT
TRABAJO DE REFLEXIÓN – ORACIÓN COMUNIDAD DE TALCA

En preparación de la Fiesta de la Gratitud de Madre Ivonne Rengout, recibimos del Equipo de Formación Permanente, tres Subsidios: la celebración N° 1 “ La semilla de la fe sembrada hace tiempo en tu terreno”; la número 2 :” Los desafíos que encuentras para vivir la fe, tanto en Comunidad como en la misión” y la N° 3” Los nuevos caminos de Evangelización” con los signos de semilla, tierra y agua y el Slogan “ juntas en la fe hacia la plenitud de la vida “.
En las tres celebraciones, la Palabra de Dios fue el centro que iluminó cada encuentro.
En la primera celebración, después de invocar al Espíritu Santo, evocamos el día de nuestro Bautismo y nos preguntamos cuando se inició nuestro camino de fe. A quien agradecíamos los primeros pasos en el desarrollo de la fe y quienes nos ayudaron a desarrollar y madurar nuestra fe.
Después de compartir algunas de las preguntas, con María Inmaculada Auxiliadora, Madre de la fe y de la comunión, proclamamos la grandeza del amor de Dios que se encarna en nuestra historia y guía hoy el caminar de nuestro Instituto y de la Iglesia en el mundo.
En la segunda, donde identificamos los desafíos que encontramos para vivir la fe tanto en Comunidad como en la misión, después de proclamar el Evangelio de Marcos 4, 1- 20, nos preguntamos de las fortalezas y dificultades encontradas para hacer crecer la fe y la semilla de la Palabra de Dios en nuestra Comunidad Educativa y en el entorno social, escribiendo un compromiso que evindeciara a que nos comprometíamos para superar las dificultades que encontrábamos para hacer crecer la fe y la semilla de la Palabra de Dios en nuestra Comunidad Educativa y en el entorno social. Acompañamos este momento de compromiso, cantando: “Yo creo en Dios que canta que la vida hace cantar…”
Luego nos unimos a la Virgen en la contemplación del Misterio de la Encarnación del Hijo de Dios, confiándole la fecundidad de nuestro Instituto en el mundo.
En la tercera celebración “Los nuevos caminos de Evangelización“, en comunión con nuestro Instituto y con sentimientos de profunda gratitud, invocamos la presencia de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo sobre nosotras, sobre Madre Ivonne y sobre los jóvenes y nuestras Comunidades, recordando el tema en preparación a la fiesta de la gratitud “Redescubrir, cultivar, testimoniar y celebrar el don de la Fe para que la mente y los corazones de muchos, se abran a la vida verdadera“.
Recordamos el “ayer” nuestro Bautismo “el hoy “, los desafíos y “el mañana” que nos renueva y, después de proclamar la Palabra de Dios (Mateo 28, 16 – 20), nos preguntamos ¿Qué impacto provoca en nuestro ser H.M. A., nuestro ser educadoras salesianas, las necesidades y los sueños de nuestros hermanos? ¿Cómo reivindicar la dignidad de la mujer, de la familia, de la educación de calidad para todos?
¿Qué respuesta profética podíamos dar? Después de anotar nuestro sueño profético y dejarlo en la maceta que habíamos preparado en el encuentro anterior y ser llamadas por la Hermana Directora S. Daria Marchetti y, respondiendo “Aquí estoy Señor, quiero hacer realidad tu sueño”, unimos nuestras manos y oramos junto a todo el Instituto que busca responder a los nuevos caminos de evangelización
Cerramos nuestro tercer encuentro, uniéndonos a María, inspiradora de nuestro Instituto.

Gracias, Felicidades, salud y miles de bendiciones para la querida Madre General S. Ivonne Rengout.

¡ F E L I C I D A D E S !

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Comunidad  Valdivia
Con alegría nos hemos unido  a todo el Instituto, y especialmente a nuestra Provincia,  en la preparación a la fiesta del Gracias a Madre Yvonne. Cada celebración ha sido muy significativa por la profundidad con la que compartimos las experiencias de vida de cada una.
En la celebración del “Ayer”, pudimos recordar y agradecer a Dios por las personas que han sembrado la semilla de la fe en nuestra vida y aquellas que aún nos siguen acompañando. Así como ellos, queremos ser luz para los demás,  siendo testigos de Jesús y Buena Noticia para todos.
La celebración del “Hoy” tuvo como signo la tierra, esta nos permitió mirar nuestras raíces y el contexto social en el que nos encontramos. Nos alegramos de descubrir una tierra fecunda, que permite crecer, incluso en el suelo más difícil, la vida.  Reflexionamos sobre las malezas que pueden ir cubriendo nuestro suelo y opacar la vida fraterna, la misión y nuestra relación con Dios. Nos sentimos desafiadas a hacer que nuestra presencia sea más significativa en medio de los niños y jóvenes que se nos confían. El compromiso está en cuidar, quitar las malezas, fertilizar con la oración esta tierra confiada por Dios, viviendo con gozo nuestra vocación de Hijas de María Auxiliadora.

Para celebrar nuestro “mañana”, hemos compartido la oración con algunas jóvenes y seglares, las que nos ayudaron a reflexionar sobre la realidad que muchos de nuestros niños y jóvenes viven, inmersos en la pobreza o el sin sentido. Nos sentimos llamadas a vivir nuestra misión, con audacia, con amor, espíritu de servicio y entrega, teniendo presente que ellos, jóvenes y seglares, también son portadores de nuestro carisma y comparten la misión con nosotras. Trabajando juntos podremos llegar con mayor fuerza a aquellos que más nos necesitan.