Misión ad gentes

Misión ad gentes

Dinamismo y Acción Misionera FMA - Un inicio a dos voces: Son Bosco y M. Mazzarello

Don Bosco fundó el Instituto de las FMA en 1872, cuando en su corazón crecía el ardor de realizar el sueño misionero, que se concretará con la primera expedición del 1875 dirigida a América Latina.

Madre Mazzarello contagiada por el mismo ardor, escribe a Don Juan Cagliero en 1876: “Dese prisa pues a llamarnos… ¡Oh qué gusto si el Señor nos hiciera verdaderamente esta gracia de llamarnos a América! ¡Yo ya quisiera estar ahí!”.

Una de las representaciones más expresivas de la primera comunidad de Mornese, FMA y muchachas, es la que la ve reunida en torno a un mapamundi. Aquella tierra fuerte y genuina del Monferrato, donde floreció la santidad de María Dominica y de las primeras Hermanas, desde los inicios está señalada por un fuerte impulso misionero.

El origen del camino misionero de las FMA, gracias a la sensibilidad educativa adquirida en una región interesada en el proceso industrial, está señalada por las semillas fecundas para la educación e instrucción de las muchachas.

Aspectos esenciales de la visión de la misión ad/inter gentes

  1. La misión ad/inter gentes es comunitaria
  2. La nueva acción misionera es educativa
  3. La animación misionera está orientada hacia la misión ad gentes

Desde 2008 la animación del Ámbito está confiada a S. Alaíde Deretti junto a un equipo formado por

S. Maike Loes (maike@cgfma.org)

S. Blanca Sánchez (b.sanchez@cgfma.org)

Además el ámbito interactúa con las Inspectorías, con las comunidades en frontera misionera y facilita la búsqueda de nuevas exigencias misioneras.

La presencia de una coordinadora misión ad/inter gentes dentro del equipo inspectorial contribuye a hacer surgir y dar continuidad a los procesos específicos de la dimensión misionera FMA hoy.

La programación del Ámbito de las Misiones para el sexenio 2015-2020